Micropilotes

Los Micropilotes son elementos estructurales que transmiten la carga de una estructura a estratos de suelos más profundos, principalmente por rozamiento con el suelo y en menor medida por su punta con asentamientos prácticamente nulos.

Los Micropilotes se componen de barras que forman el núcleo y que a su vez van recubiertas de lechada de cemento en toda su longitud.

Una vez realizada la perforación y colocado el refuerzo se debe evitar que se produzcan contaminaciones en el interior de la perforación; por ello se realiza la inyección de la lechada de cemento antes que transcurran 24 horas desde la introducción de la armadura.

 

 
Por lo general, la inyección se realiza en tres fases: 

1.- En la primera fase se inyecta el cemento por gravedad, hasta que rebosa en la superficie del terreno. Se espera hasta que fragüe antes de inyectar en segunda fase.

2.- En la segunda fase se realiza la formación del bulbo de anclaje del Micropilote al terreno, inyectando grout o lechada a presión.  

3.- Por último, se rellena el interior de la tubería con la mezcla de cemento. Si se observan admisiones anormales, se fuerza la penetración del relleno con presión de aire obturando en cabeza. Cada tipo de Micropilote requiere de diferentes proporciones de cemento y agua para su rellenado de acuerdo a la resistencia requerida en diseño.

Una vez instalados los Micropilotes se le realizan las pruebas de carga a compresión o tracción según corresponda.